Educación Infantil Lazaro

C.E.I. Lazaro from Render Emotion on Vimeo.

Trabajar en la educación infantil tiene una enorme responsabilidad obviamente, pero no éramos conscientes de lo que significa hasta que no contamos una bonita historia de unas personas que conocimos durante una jornada de grabación muy especial. Ilusión y vocación es lo que nos encontramos por suerte en nuestro trabajo de publicidad muchas veces.

Os contaremos hoy nuestra experiencia filmando un video de publicidad en una escuela de educación infantil en Madrid en el que absolutamente todo es verdad, como en todos y cada uno de nuestros vídeos. Además se compone de historias personales que ellos quisieron compartir para ilustrar su trabajo y dedicación con los niños. Para el equipo de Render Emotion fue muy gratificante ver como hay personas que dedican su vida a algo tan importante como es el cuidado y educación de niños y que además lo hagan con tanto amor.

Precisamente ahora que muchas de nuestras parejas están empezando a verse inmersas en este Baby Boom que parece se ha extendido entre ellas, nosotros nos ocupamos de la publicidad de un centro de educación infantil en Madrid que nos dejó con un montón de sensaciones tras compartir una jornada con un gran equipo HUMANO. Así, con mayúsculas. Hemos comprobado filmando este spot que cuando ilusión y vocación se dan en una persona y en un equipo de profesionales las cosas funcionan solas.

Todo siempre es más fácil si tratas con personas que tienen muy claro lo que quieren comunicar en un spot  y su objetivo. Con la Escuela de Educación Infantil Lázaro en Madrid todavía fue más sencillo. Se trataba solamente de observar con que dulzura y dedicación se ocupan de todos los niños de este centro. La directora Mº Angeles nos empapó de ilusión y de sueños contándonos  su trayectoria en el campo de la educación infantil, y como ha llegado a dirigir un centro de la categoría de E.I. Lázaro.

Las entrevistas que aparecen en este video que realizamos están llenas de sinceridad, de esperanzas y sueños con un trabajo que a veces deja de serlo para convertirse en algo diferente, porque entran en juego dos cosas tan importantes en la vida como es el amor por los niños y la capacidad de poder hacerles mejores en un futuro.